Principio Fundamental

El Proyecto Educativo de la UCN cobra sentido en su principio fundamental que adscribe a toda la Comunidad Universitaria: Quehacer Centrado en el Estudiante que representa la esencia y el corazón del Proyecto Educativo Institucional. Inspirado en los principios del humanismo cristiano la UCN concibe a los estudiantes como personas dignas e irremplazables. La universidad se compromete a velar por los derechos, salud y bienestar de los estudiantes, dándoles todo su apoyo. En este orden todos los procesos académicos, administrativos y de servicios están dispuestos para facilitar la vida estudiantil del alumno UCN.

A partir de esta aspiración, la Institución desarrolla procesos asociados a generar las bases para la igualdad de oportunidades en el acceso; favorecer procesos de nivelación, acompañamiento psicoeducativo y seguimiento de trayectorias estudiantiles; mejorar el currículum para garantizar a los estudiantes una formación de calidad, pertinente a los futuros desempeños profesionales; y poner al servicio de los estudiantes beneficios sociales, atención a su salud física, mental y espiritual y espacios universitarios de participación en cultura, acción social, pastoral, vida saludable, deporte y recreación. Este quehacer institucional, centrado en el estudiante, reconoce -conforme con lo ya dicho- dos ámbitos:

Permanencia curricular en un contexto de calidad: esto supone la generación de espacios de inclusión para los estudiantes UCN y el compromiso institucional de brindarles diversos apoyos que les permitan la adaptación, inserción y finalización satisfactoria de sus estudios superiores.

Promoción de la salud y vida saludable: la UCN está comprometida con la creación de una cultura institucional preocupada de la salud y bienestar de sus estudiantes, que les permita alcanzar su máximo potencial humano y académico (Red Universidades Promotoras de Salud del Reino Unido).